Seleccionar página

Para ser productivo no soló se trata de trabajar duro, la forma de trabajar debe ser inteligente, para potenciar tu trabajo y llegar a tus objetivos. Entonces, ¿como puedes manejar tu tiempo de forma inteligente?.

1. Sé positivo!

Mientras trabajas y buscas cómo ser productivo, es fácil que llegues a sentir algo de negatividad respecto a los resultados y en los tiempos que te propónes,no siempre cumplirás tus metas inmediatamente, debes darte un respíro y no ser tan duro contigo. Mantén una mentalidad positiva que te ayude a encontrar mejores soluciones a tus obsesiones, logrando así hacer más cosas.

2. No hagas multitasking.

Tal vez pienses que al hacer más cosas eres más productivo y terminarás más pendientes, pero tu cerebro no puede manejarlo. La mente humana no es capaz de trabajar en más de dos cosas. Si tratas de aumentar ese número podrías cometer errores.

3. Esta bien externalizar o delegar.

Utilizar alternativas de outsourcing es una práctica que actualmente tiene muy mala reputación, pero realmente no hay nada de malo en externalizar trabajo repetitivo, como tareas informáticas/de oficina, investigar/desarrollar sitios web, tareas telefónicas, escritura básica y (a veces) servicio al cliente. Solo considera que es fácil perder de vista el objetivo. Si está práctica no te está generando buenos resultados, es mejor regresar las cosas a casa.

4. Aprovecha tu horario biológico

Suena extraño, pero tu reloj biológico puede ser un importante factor para ser un emprendedor productivo. Probablemente haya personas que se sienten más productivos en la mañana, pero algunos prefieren trabajar en la madrugada, ya que consideran es su horario más creativo. Debes trabajar en tus tareas más difíciles cuando tu energía esté en su pico individual. Si sucede que esto es a las 2 de la mañana, pues entonces trabaja a esa hora. Recuerda trabajar en tus propios términos; es una ventaja de ser emprendedor.

5. Evita las distracciones.

Aunque un smartphone y computadora son herramientas esenciales, también pueden ser grandes distractores. Para evitar esto, considera apagar tu celular mientras trabajas. Si lo dejas prendido, deja que las llamadas se vayan al correo de voz y llámalos de regreso al final del día. Esta técnica me ayuda a ahorrar casi una hora diaria.

6. Haz una lista de tareas.

Haz una lista de tareas a realizar y táchalas una vez que las hayas terminado. Lo adecuado sería hacer la lista para el día siguiente al finalizar el día, esto te permitirá comenzar cada mañana teniendo claras las cosas a realizar.

Ahorraremos tiempo al agrupar las tareas por temáticas y franja horaria. Por ejemplo, las llamadas y visitas, mejor a primera hora.
A cada tarea debemos asignarle un tiempo y cumplirlo en la medida de lo posible, si no haremos válida la Ley de Parkinson: “Se tarda tanto en terminar un trabajo como tiempo se tenga para ello”.
También hay que tener tiempo para descansar y para pensar. Pensar es muy importante para evaluar el trabajo realizado, planificar, ser creativos…

7. No dejes para después las tareas menos atractivas.

Hay tareas que nos cuesta hacer más, pero si no las hacemos al principio de nuestra jornada las recordaremos con frecuencia hasta que las realicemos. Así que es mejor termínalas cuanto antes y así tendremos la cabeza despejada de esas tediosas tareas.

8. Dedicar tiempo a la salud física y mental.

No importa qué tan dispuesto estemos a ser productivos, no se puede hacer nada si estamos enfermos o permanentemente agotados. Mantener mente y cuerpo en forma es imprescindible para luego poder rendir al máximo en nuestro trabajo, busca actividades que te ayuden a aumentar tu energía, como el deporte, pintura o artes manuales.

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete!

y recibe nuestro mailing con ofertas, noticias y más.

You have Successfully Subscribed!